Nutricia Medical Nutrition, Spain

Trastornos gastrointestinales

:: Introducción

El esófago, el estómago y los intestinos delgado y grueso, son los órganos gastrointestinales que realizan las funciones de digestión, absorción y excreción de líquidos y alimentos.

En la boca del estómago se inicia la digestión, donde se desdoblan los nutrientes para que puedan ser absorbidos, y continúa en las primeras porciones del intestino delgado (duodeno y yeyuno) con la ayuda de las secreciones del hígado, páncreas e intestino delgado. Aquí se realiza la mayor parte de la absorción de nutrientes y sólo pequeñas porciones, las sales y la vitamina B12 quedan para la absorción en la última porción del intestino delgado (íleon). El intestino grueso absorbe el agua residual que no ha absorbido el intestino delgado, pero principalmente cumple la función de excreción a través de la formación y liberación de las heces.

En la boca del estómago se inicia la digestión, donde se desdoblan los nutrientes para que puedan ser absorbidos, y continúa en las primeras porciones del intestino delgado (duodeno y yeyuno) con la ayuda de las secreciones del hígado, páncreas e intestino delgado. Aquí se realiza la mayor parte de la absorción de nutrientes y sólo pequeñas porciones, las sales y la vitamina B12 quedan para la absorción en la última porción del intestino delgado (íleon). El intestino grueso absorbe el agua residual que no ha absorbido el intestino delgado, pero principalmente cumple la función de excreción a través de la formación y liberación de las heces.

Muchos trastornos gastrointestinales pueden producir alteraciones en la secreción, en la sensibilidad gástrica y en la absorción de nutrientes. Y aunque no siempre está implicada la dieta del individuo, los hábitos alimenticios y los tipos de alimentos que consume juegan un papel importante en el inicio, tratamiento y prevención de muchos trastornos gastrointestinales. La dieta, en la mayoría de los casos, influye en la reducción del dolor, corrige las deficiencias nutricionales y mejora el estado de bienestar del paciente y su calidad de vida.

Entre las afecciones más conocidas podemos mencionar:

  • Reflujo gastroesofágico: Flujo retrógrado del estómago o del contenido duodenal que fluye hacia el esófago de manera recurrente.
  • Esofagitis o inflamación del esófago
  • Dispepsia o indigestión: Malestar gástrico, en la parte media del abdomen, que aparece después de las comidas
  • Gastritis o inflamación del estómago
  • Gastritis atrófica o inflamación crónica del estómago con deterioro de las paredes por acción de los anticuerpos.
  • Hernia hiatal: Dilatación de una parte del estómago que se moviliza hacia el tórax, a través del diafragma.
  • Ulcera péptica: Lesión en la mucosa del esófago, del estómago o del duodeno (1era porción del intestino delgado) y que se debe a la acción del ácido presente en el jugo gástrico.
  • Enfermedad celíaca: Un síndrome de absorción deficiente, sensible al gluten que se ingiere al consumir trigo, avena, cebada y centeno.
  • Intolerancia a la lactosa: Incapacidad para digerir la lactosa debido a la deficiencia de la enzima lactasa
  • Estreñimiento: Estado en el que se reduce la frecuencia o la cantidad de defecaciones.
  • Diarrea: Volumen anormal y carácter líquido de las heces
  • Enfermedad de Crohn: Enfermedad inflamatoria, crónica y de origen desconocido que afecta al intestino delgado y al colon.
  • Colitis Ulcerosa: Enfermedad inflamatoria de la mucosa del colon (intestino grueso).
  • Síndrome de asa ciega: Trastorno que altera el intestino delgado por un desarrollo bacteriano excesivo y absorción deficiente.
  • Síndrome del intestino irritable: Patrón de defecación anormal y disfunción intestinal desde hace más de tres meses.

Síntomas comunes del trastorno gastrointestinal

Síntomas Posible trastorno
Distensión abdominal Enfermedad celíaca
Dificultad en la deglución. El alimento se atasca en la garganta. Disfagia - Espasmo esofágico
Dolor en la parte media del abdomen, que aparece después de las comidas Ulcera gástrica-Gastritis Indigestión
Dolor 2 a 5 h después de comer Ulcera duodenal
Calambres, distensión y flatulencia después de beber leche Intolerancia a la lactosa
Enf. Inflamatoria Intest.
Ardor después de comer abundante o ingerir una comida rica en grasas Reflujo gastroesofágico
Vómito recurrente Reflujo-Esofagitis-Ulcera
Flatulencias Indigestión o Dispepsia
Náuseas Indigestión - Gastritis -Úlcera - Colitis ulcerosa
Dolor abdominal Indigestión Enfermedad inflamatoria del intestino
Anorexia , pérdida de peso, debilidad desnutrición Gastritis-Ulcera-Celíacos Enf. Inflamatoria. Intest.
Hemorragia y perforación Úlcera gástrica
Diarrea con pequeña hemorragia Colitis ulcerosa crónica
Esteatorrea. Heces voluminosas Enfermedad celíaca

Tratamiento nutricional

La asistencia nutricional para las enfermedades gastrointestinales debe individualizarse y adaptarse a las diferentes circunstancias del paciente. Por esta razón, para cada patología presentaremos sólo consejos a seguir. Se recomienda visitar a un especialista en nutrición para que, después de una valoración nutricional, le indique un tratamiento individualizado adecuado.

Objetivos generales del tratamiento gastrointestinal

  • Eliminar cualquier agente desencadenante de la patología
  • Seleccionar alimentos de composición y consistencia adecuada que prevengan el dolor y la irritación de la mucosa gastrointestinal, el reflujo gastroesofágico y la acidez de las secreciones gástricas, según sea su situación particula
  • Valorar la situación nutricional, corregir las deficiencias nutricionales y mejorar el estado de bienestar del paciente

Última actualización: 01/10/2014

Diseño web Madrid